31 diciembre, 2012

LA BOMBA ATÓMICA DE HITLER


La historia es un terreno traicionero e interesado.Con demasiada frecuencia los hechos se manipulan en función de los intereses del poder político y económico dominante.La verdad es silenciada sin reparo alguno,con total impunidad,y difícilmente la opinión pública llega nunca a conocer los datos objetivos que conducen a la verdadera realidad.

  En el caso de la segunda guerra mundial este principio se cumple de manera sorprendente.
Aunque ya hace casi setenta años del fin de la guerra muchos capítulos permanecen aún en el silencio,principalmente aquellos que hacen referencia a las armas secretas de los nazis.Un número significativo de estos expedientes siguen aún hoy en día clasificados como alto secreto.

    Como siempre ocurre en estos casos,basta que un gobierno se afane en ocultar información para que se dispare el número de teorías de la conspiración hasta límites insospechados.La más alucinante sobre las armas secretas del III Reich,afirma que los nazis desarrollaron un sistema de propulsión anti-gravitatorio,que llegaron a construir platillos volantes completamente operativos e incluso que gracias a esta tecnología enviaron una misión suicida a Marte,integrada por un número indeterminado de oficiales alemanes y japoneses.



Lo cierto es que la mayoría de estas historias no tienen la más mínima credibilidad.El desarrollo de armas de avanzada tecnología en la Alemania Nazi se debió fundamentalmente a la evidencia irrefutable de que la guerra estaba perdida.Con el ejercito rojo a las puertas de Berlín y las tropas anglo-americanas avanzando día a día desde el oeste,los alemanes trataron a marchas forzadas de compensar la superioridad militar aliada con este tipo de propaganda psicológica.
   
   Buscando causar temor y disensiones en las filas de sus enemigos y mantener alta la moral de sus tropas,Hitler alardeaba constantemente sobre el potencial de su arsenal oculto.Pero lo cierto es que la capacidad industrial de Alemania ya se encontraba herida de muerte por la falta de materias primas,y la mayor parte de los proyectos podían calificarse como fantasías,reales únicamente en planos sobre el papel.


Misil intercontinental nazi,que nunca llegó a volar

Únicamente el programa sobre cohetes,se encontraba lo suficientemente avanzado y tenía la capacidad operativa necesaria para preocupar a los aliados.Este programa a cambio tenía un coste demasiado alto,pues absorbía casi todos los recursos disponibles y su capacidad militar efectiva era prácticamente nula.De hecho,la construcción de las bombas V1 y V2 causó más bajas entre las tropas alemanas que entre las de los aliados.Estando así las cosas,¿porque Hitler se empeñaba en mantenerlo a toda costa?,por una única razón,la propaganda.

   Demostrar al enemigo que su armamento podía ser capaz de infringir graves daños desde la seguridad de sus búnqueres subterraneos con total impunidad constituía una poderosa arma psicológica.Más aún cuando los aliados desconocían con certeza el grado de avance que pudieran haber alcanzado los alemanes en el desarrollo del arma atómica.Esas dudas y esos temores constituían una preciosa moneda de cambio que podía usarse,llegado el caso, para salvar la vida de los principales jerarcas del nazismo,algo que probablemente sucedió.

Bombardero anti-podal Sanger,otra arma secreta que no pasó de los planos.

De hecho,un gran número de los peores criminales de guerra de Alemania lograron escapar sin dejar rastro,y es de dominio público que a muchos se les proporcionó una nueva vida e identidad,que les permitió trabajar bajo las órdenes del ejercito ruso ó americano,según los casos.A veces incluso ni se molestaron en cambiarles el nombre y limpiar su pasado,como en el caso de Werner Von Braun,el "padre" del programa espacial norteamericano y asesino cruel y despiadado como jefe del proyecto de cohetes del Tercer Reich.

   Al contrario de lo previsto en la estrategia psicológica de Hitler,las armas secretas del nazismo, lejos de servirle al "Fhurer" para pactar una tregua que le permitiera salvar su régimen, provocaron una mortal carrera contrareloj entre rusos y americanos que los llevó a machacar a Alemania con terribles bombardeos de manera brutal e inmisericorde,y desactivar así la posible peligrosidad del arsenal secreto con el que los nazis decían contar.

   Sin duda el ejército estadounidense tenía buenas razones para sospechar que Alemania podía hallarse en posesión de la bomba atómica,lo que convertía en una cuestión de tiempo que los científicos e ingenieros nazis hallaran la manera de producir un cohete ó avión que les permitiera alcanzar el suelo de los Estados Unidos.


plano de ataque nuclear a Nueva York

Este esquema demuestra que efectivamente los nazis se hallaban en posesión de la bomba atómica.Se trata de documentación oficial capturada por el ejército Americano,y consta en sus archivos,por lo tanto no caben dudas sobre su autenticidad.Como puede verse,es un plano de la ciudad de Nueva York,los círculos concéntricos dibujados sobre la isla de Manhattan señalan las zonas de afectación máxima y mínima que tendría la explosión de una bomba atómica sorprendentemente parecida a la que finalmente explosionó sobre Japón conocida después como "little boy".

   ¿Que explicación oficial ofrece el ejército estadounidense sobre este plano?.Los americanos reconocen que los nazis estaban planeando un ataque a Nueva York,pero como no habían conseguido hacer explosionar un artefacto atómico se trataba únicamente de una bomba sucia.Es decir,de una bomba convencional cargada con material radiactivo que al explotar se esparciría sobre la ciudad.Esto sin duda causaría a largo plazo un importante número de bajas por las enfermedades derivadas de la contaminación,pero no podía compararse con las bombas que finalmente explosionaron sobre Japón.


Heinkel 177,bombardero de largo alcance y altitud

   Lo cierto es que esta versión oficial no puede hacernos olvidar que la investigación sobre aviones de los nazis,buscaba ávidamente desarrollar un bombardero de largo alcance,capaz de alcanzar la costa este de los Estados Unidos y perpetrar con garantías de éxito un ataque nuclear.De hecho ya se había modificado un bombardero Heinkel 177,y configurado para lanzar  la bomba con blindaje anti-radiación y un equipamiento electrónico muy similar al que llevaba el Enola Gay en su funesta misión sobre los cielos de Japón.


   Pero en el diseño del Heinkel 177,la bomba se alojaba en el exterior,y la que se lanzó sobre Hiroshima debía montarse manualmente,tan sólo unos instantes antes de ser lanzada desde el avión,la extrema sensibilidad del mecanismo del disparador hacía necesario armar la bomba así,unos instantes antes de ser lanzada.

   Este detalle técnico es suficiente para explicar el porque el Heinkel 177 fue descartado para llevar a cabo el ataque sobre la ciudad,en este caso creo que los norteamericanos tenían parte de razón,pero por razones inversas a las que ofrecieron en su explicación.No es que los nazis no hubiesen sido capaces de de hacer explosionar un artefacto nuclear,lo que ocurría era que el ejército alemán no disponía de un avión capacitado para lanzar la bomba sobre la ciudad de Nueva York.




Aviones como el  Arado ó el Sanger eran únicamente proyectos brillantes de ingeniería
,sin duda eran sofisticados,ingeniosos y potencialmente mortales.Pero su desarrollo y viabilidad exigiría de un largo periodo de tiempo aún si la industria de guerra alemana no estuviese sufriendo la falta asfixiante de materias primas,provocadas por los bombardeos incesantes.En definitiva,nunca estarían operativos para llevar a cabo el ataque planeado sobre la ciudad de los rascacielos que pudiese forzar la tregua que tan desesperadamente buscaba el alto mando nazi.

   Solamente quedaba una alternativa viable para Hitler,tratar de negociar con los mandos anglo-americanos la entrega de la bomba y las armas secretas a cambio de su libertad.Era evidente que el ejército rojo no se detendría ni Stalin admitiría negociaciones de ningún tipo.Hitler tenía aquí una importante baza que jugar,podía presionar a los americanos con entregar sus armas,su combustible nuclear y sus planos a los japoneses si no obtenía la inmunidad.


portaviones submarino japonés I-400


 De hecho los japoneses si que habían desarrollado medios operativos viables para bombardear con éxito cualquier ciudad de los Estados Unidos.Disponían de un revolucionario portaaviones submarino capaz de albergar en su interior hasta tres aparatos que podrían alcanzar las costas americanas sin ser detectados,atacar y regresar impunemente a su base para desaparecer en las profundidades del mar.

   Aunque esta historia pueda parecerle increíble a mucha gente lo cierto es que existen bastantes datos que contribuyen a su verosimilitud.Hay sospechas muy fundadas de que el "Fhurer" no se encontraba en Berlín cuando el ejército rojo entró en la ciudad.Más aún,hay fuentes que afirman que embarcó en un submarino con rumbo desconocido y otros que aseguran haber sido testigos de su presencia en la Argentina, concretamente en una casa fuertemente custodiada en la Patagonia,donde ya existía una importante colonia alemana y podía pasar desapercibido con mayor facilidad.



Instantánea de la entrega del U-204 alemán a la marina estadounidense


Sea como fuere,y al margen de especulaciones sobre el destino del dictador nazi, lo que si está confirmado es que el submarino alemán con tan letales armas puso finalmente rumbo a Japón,sólo para entregarse días después a la marina norteamericana antes de llegar a su destino.Según la versión oficial,por decisión personal de su comandante,una vez que se recibió a bordo la noticia de la rendición incondicional de Alemania,pero quizás obedeciendo en realidad una orden directa de sus superiores,tras haber llegado las negociaciones con los dirigentes nazis a un acuerdo satisfactorio para ambas partes.

   Lo que si es bastante factible es que a bordo del submarino nazi,se encontraba una cantidad suficiente de combustible nuclear para armar varias bombas atómicas,disparadores y planos para construir sin ningún problema varias "little boy" como la que muy pronto iba a estallar sobre Japón.


El Enola Gay con su letal carga a bordo

Littleboy fue lanzada sobre Hiroshima sin el más mínimo ensayo previo,curiosamente el proyecto Manhattan había desarrollado una bomba atómica completamente distinta que usaba plutonio como combustible y no el uranio que alimentaba la carga que explotaría sobre la desafortunada ciudad japonesa.

   Esta forma de proceder adolece de toda lógica a menos que se tuviera la absoluta seguridad de que la bomba funcionaba perfectamente.¿Como podían estar seguros si nunca la habían probado?.Muy sencillo,la bomba ya había sido probada por los alemanes.La versión oficial señalaba sin embargo,que la bomba de uranio era mucho más sencilla que la de plutonio y por lo tanto no se necesitaba hacer ningún test con antelación para estar seguros de que explosionaría.



Días antes de producirse la primera explosión nuclear de la historia,en la firma de la capitulación de Alemania,cuentan que Churchill y Roosevelt le comentaron a Stalin la existencia del arma atómica.El sanguinario dirigente comunista no se sorprendió,comentó únicamente,
-¿Así que tenéis una bomba atómica?,¡ese arma es terrible!,¡tirádsela a los japoneses!

   En base a estas supuestas declaraciones,especulan algunos que el dictador comunista conocía la existencia de la bomba atómica nazi antes que ninguno de sus aliados.Supuestamente Hitler habría decidido usar la bomba en la región de Tunguska,para advertir a Stalin de su existencia,esperando que la Unión Soviética compartiera esa información con los americanos.

   Según estas fuentes,Hitler no quiso utilizar la bomba atómica contra los Estados Unidos temiendo que la respuesta de estos fuera desproporcionada y que su pueblo sufriese padecimientos mucho mayores de los que ya le estaban causando los bombardeos convencionales.




Tendría gracia que el mayor genocida y asesino de la historia de la humanidad se pusiera tierno a la hora de utilizar el mas potente arma de su época contra sus enemigos.A un hombre de esa catadura moral le traía al pairo los padecimientos que estaba sufriendo su pueblo,como demuestra la política inmisericorde de la "tierra calcinada" y de la lucha hasta "el último hombre" en el suelo del Reich.

   Si Hitler no usó la bomba atómica contra los aliados no fue por temor ó por algún tipo de prejuicio moral,simplemente no tuvo la oportunidad de hacerlo,aunque lo intentó hasta el último momento.

   Lo único cierto es que al dirigente comunista no le preocupó que los americanos tuviesen la bomba nuclear,probablemente porque él  también la tenía ,ó porque ya tenía los medios y los científicos para poder disponer de ella en muy poco tiempo,obtenidos del arsenal secreto del III Reich.




24 diciembre, 2012

¡FELICES FIESTAS!

 

   Aunque yo no acostumbre a celebrar estas fiestas quiero desearos que para todos vosotros estén llenas de felicidad.Y si eso no es posible,al menos que no falte una buena ración de optimismo.

   Seguro que el año 2013 no es tan malo como lo pintan,al menos podemos intentar hacer todo lo posible para que así sea,sin desanimarnos y sin perder las esperanzas.

Un abrazo para todos.


16 diciembre, 2012

MÉDICOS MICROSCÓPICOS

 
   En estos tiempos en los que el futuro parece tan incierto,no está de más recordar los acontecimientos positivos que puede traernos el porvenir.No todo van a ser malas noticias y padecimientos.Por primera vez el avance científico y técnico de nuestra especie nos permite albergar muchas esperanzas sobre la vida que van a tener nuestros hijos,al menos en lo que se refiere al tratamiento de enfermedades que hoy en día son incurables.

   Es bastante probable que en un futuro no muy lejano las enfermedades infecciosas y víricas que se cobran la vida de millares de personas se conviertan en cosas de la ciencia-ficción.Que podamos corregir con facilidad malformaciones congénitas y enfermedades mentales,que bastará con que nuestra madre se tome una pastilla para que máquinas diminutas viajen a nuestro cuerpo y nos aporten las enzimas u hormonas que necesitamos para evitar que en el trascurso de nuestra vida padezcamos de diabetes ó nos convirtamos en celiacos.




Desde luego este futuro esperanzador depende en gran medida de las decisiones que se tomen en nuestro presente,del interés que demostremos en cambiar nuestra prioridades y actitudes.Evidentemente,en el actual entorno de crisis económica y cambio de sistema social,hay necesidades mas urgentes que atender.

   Para una gran parte de la población el único interés es llegar al día de mañana con un trabajo y una casa que les permita vivir decentemente,este panorama deja poco lugar a otras cosas que no son tangibles,que no parecen tan necesarias,pero yo creo que el que piense así se equivoca.La experiencia debería valernos como indicador,la esperanza que podamos tener en el futuro tiene que ver con el progreso tecnológico y sobre todo en el campo de la nanotecnología.




En lo que se refiere al cuidado de la salud los avances prometen ser espectaculares y casi increíbles, a medio y largo plazo podemos estar seguros que los tratamientos serán prácticamente milagrosos.En no demasiado tiempo seremos capaces de detectar que enfermedades hereditarias pueden padecer nuestros hijos y actuar sobre ellas para que nunca se presenten,podremos ayudar y entrenar a nuestro sistema inmunológico para combatir las infecciones que provocan virus y bacterias.

   Ingerir diminutos médicos microscópicos que repararán tejidos y células sin necesidad de intervenciones quirúrgicas,ó eliminar tumores cancerígenos con anticuerpos específicamente desarrollados para nosotros y que no afectarán a nuestro tejido sano.



Las actuales perspectivas de la ciencia hacen evidente que puede darse un salto cualitativo increíble en nuestra sociedad y nuestra cultura.Curiosamente las profecías mayas a las que tanta gente presta crédito,la biblia y multitud de sectas y organizaciones espirituales afirman que nos acercamos a un cambio de ciclo,a un salto de conciencia que nos abrirá la puerta a un mundo mejor,mucho más justo y espiritual.

   Tal vez sea cierto que nuestro mundo se halle en una encrucijada decisiva,y que nuestro futuro penda de un hilo,pero yo creo que los cambios y los saltos no vendrán de mano de la mística sino de la ciencia ,la tecnología y el conocimiento.ó mejor dicho,del uso que hagamos de ellos.