21 febrero, 2011

TAL COMO ÉRAMOS..DE PEQUES-ROSANA GÜIZA

Hace tiempo que tenía la idea de escribir sobre la infancia de personajes populares. Siempre me pregunté como sería Picasso de niño por ejemplo, y como contactar con el más allá me es imposible, me quedé en el más acá. Y siendo, como soy, un auténtico adicto a la radio, se me ocurrió mandar a varias cadenas y personas un cuestionario solicitando su colaboración.

   No obtuve muchas respuestas la verdad, pero la calidad humana de las pocas personas que me contestaron lo compensa con creces. La primera en tomarse la molestia de colaborar en este sueño particular es Rosana Güiza, productora, locutora y redactora, del programa, "Herrera en la Onda", de Onda Cero.

   Sus respuestas la verdad me han encantado , (confieso que me enternecí) , y me hace feliz saber que esa niña que fue, sigue viva en la gran mujer, profesional y persona que ahora es, espero que os guste tanto como a mi.



Rosana Güiza Alcaide, nació en Aldeaquemada, Jaén, el 9 de febrero de 1975. Realizó estudios en Valdepeñas, Jaén y Madrid, donde estudió Periodismo y un Master en Comunicación Audiovisual en el Centro Universitario Francisco de Vitoria. En 1998 comenzó su labor profesional en Onda Cero Radio, en el programa "La radio de Julia" de Julia Otero. En 1999 trabajó en el programa de Marta Robles, "A toda radio", premiado con una Antena de Oro. Tras dos años pasó a formar parte del equipo "Herrera en la onda", de Carlos Herrera, en el que lleva ocho temporadas como productora, redactora y locutora






-¿Como era de niña?- 

  Era una niña normal, de pueblo. Muy sana. Algo introvertida quizás. Muy pegada a mis amigos y mi familia. Era divertida. Nada traviesa y buena,muy buena.

-¿Era popular en el colegio?-

  Siempre he destacado un poco entre mi grupo de amigos, pero no por popular sino quizás por ser divertida. Mi colegio era demasiado pequeño, éramos pocos niños y no cabía popularidad alguna, todos éramos conocidos.

-¿Que adulto de fuera de su circulo familiar,(profesor,vecino),recuerda con especial cariño y por qué?-

  Recuerdo con especial cariño a un profesor que tuve en la infancia, Don Alberto. Era mi referente en cuanto a saber estar, educación y sabiduría. Lo admiraba profundamente. Aprendí mucho de él,no sólo conocimientos, sino también valores.

-Cuénteme lo que quiera de sus amigos de la infancia,algo que recuerde con especial cariño.-

  Éramos cuatro amigas, juntas desde pequeñas. Marga, Ana, Luz y yo. Hemos jugado, reído y llorado juntas. Son mis hermanas, mis amigas con todo lo que la palabra conlleva, sin condiciones, amigas de verdad.

   A día de hoy seguimos siendo amigas y seguimos estando ahí, para lo bueno y para lo malo. De lo mejor que me ha dado la vida, ellas. Actualmente, los momentos que más disfruto son cuando nos juntamos las cuatro y nos contamos nuestras cosas mientras tomamos un café. De los mejores ratos que me ofrece ahora mismo la vida.

-¿Que anécdota,(trastada,lección),le gusta recordar y cuenta aún con satisfacción a sus amigos?-

  Trastadas pocas, no era una niña traviesa. Anécdotas tengo miles...por ejemplo, cada verano, nos juntábamos en casa de mi abuela todos mis primos y hacíamos unos festivales de música.

   Nos disfrazábamos, nos pintábamos y escenificábamos vídeos musicales de la época. Eso nos unía mucho a los mayores con los pequeños porque todos se implicaban. Lo recuerdo con gran cariño, y cuando nos juntamos y lo recordamos sirve de motivo de muchas risas..."aquellos maravillosos años"...

-¿A que jugaba?,¿como se divertía?-

  Al ser una niña de pueblo, jugábamos mucho en la calle. Todas las tardes, después de hacer los deberes, salíamos y jugábamos todos los niños del pueblo, mezclados todos con todos, de todas las edades, a mil juegos.

   Los que más me gustaban eran la comba, la goma, los partidos , (jugar a tirar a dar y eliminar al contrario)...siempre juegos tranquilos y sin peleas. He sido una niña bastante pacífica.

-¿Conserva aún amigos de su niñez?,cuénteme de ellos,¿que relación tienen ahora?-

   Los conservo todos. A mis tres amigas del alma, que siguen ahí,al pie del cañón. Y también a algunos que aunque el contacto no es tan seguido, también están. Creo que, de la infancia, sólo he perdido una por el camino, una que no merecía la pena.

-¿Se sentía comprendido por sus padres,era rebelde?-

  La verdad es que, aunque era una niña muy buena, siempre tenía muchas inquietudes y me sentía incomprendida algunas veces. Demasiado madura y quizás por eso, mi cuerpo no acompañaba a mi mente y me sentía algo frustrada con ciertas cosas pero, la rebeldía me llegó en la adolescencia. Aunque tampoco fui problemática. Creo que mi rebeldía era bastante floja, la verdad.

-¿Y de sus hermanos,primos,demás niños de la familia,como se llevaba con ellos?-

  Tengo un hermano ocho años mayor que yo y es mi gran apoyo en todo. A pesar de la edad siempre me cuidó y estaba pendiente de mi. Y, conforme iban pasando los años, siempre estuvo a mi lado y tuve todo su apoyo.

   Siempre nos hemos llevado bien y eso se refleja ahora en la actualidad. El resto de mi familia, somos once primos por parte materna nueve por la paterna. Por cercanía, tengo más roce con los de la parte materna.

   Siempre nos hemos llevado todos muy bien.Somos una piña, además de primos, amigos.

-¿Cuando era niño que creía que iba a ser de mayor?-

  Me gustaban mucho los niños y siempre pensé en hacer algo relacionado con ellos, algo relacionado con la educación pero en la adolescencia cambié de objetivo y me entró, sin saber como, la vena periodística.

-¿Que piensa de usted ahora como madre?,y de no serlo,¿que piensa de los padres?-

  No soy madre, pero soy tía de dos niños preciosos por los que daría mi vida. Ellos son parte del motor que mueve mi vida.

-¿Que convicción,pensamiento ó manía sigue con usted desde la niñez?-

  Ninguno.

-A día de hoy,¿que piensa de los niños?,¿que opina del trato que los adultos damos a los niños?-

  No soy quién para juzgar. Podría hablar de casos concretos de gente que me rodea y, de esos pienso que están bien educados, con grandes valores, pero no puedo hablar de los demás, de los que no conozco aunque, en general, creo que el trabajo absorbe demasiado a los padres y se les dedica poco tiempo a los hijos.

   Esa falta de cariño y de dedicación se suple con bienes materiales que no hacen ningún bien. Pero estos también son casos aislados.

-¿Diría que su infancia fue feliz?-

  Si,muy feliz

-¿Que queda aún de la niña que usted fue?-

  Mucho. No pierdo la ilusión pos las cosas,por los proyectos ni por las personas. Cada cosa nueva que llega a mi vida, ya sea material, personal ó intangible,me produce una ilusión desbordante que me hace recordar mi niñez.

 A veces,todavía soy también algo ingenua. Sigo siendo muy besucona y cariñosa. Atraigo mucho a los niños, les gusto mucho , ¿será porque ven en mi una niña grande?



No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por tú opinión y bienvenidas sean tus críticas!. Sólo eliminaré aquellos comentarios ofensivos o insultantes o que puedan considerarse como spam.